Orsal News

Inauguramos sección Orsalstylers entrevistando a una de las figuras más destacadas del panorama del diseño español e internacional, Victor Carrasco.

Fundador y director estratégico de la editora de mobiliario Viccarbe que compatibiliza con su labor como Design Director de Coalesse, empresa perteneciente a Steelcase. Le robamos unos minutos al diseñador valenciano para hablar sobre diseño.

¿Por qué decidiste hacerte diseñador? ¿Y diseñar mobiliario?

No recuerdo un día concreto en que lo decidiera, si recuerdo que de niño me pasaba el día arreglando cosas en casa con mi abuelo, ingeniero como yo, y las discusiones que teníamos sobre la estética de cada reparación. Los ingenieros solemos ser resolutivos pero poco emotivos, esa era mi gran discusión. El diseño de mobiliario llegó después de una manera natural.

Si existe un denominador común que defina a un diseñador ¿cuál es para ti?

Imagino que la curiosidad, al menos para mi es lo que marca la diferencia. No sacaba notas brillantes como estudiante, mi dislexia me lo complicaba bastante, pero necesito estar estudiando todo el tiempo, es algo difícil de explicar pero me hace muy feliz aprender y mejorar.

“Balanceo suavemente mis proyectos entre la razón y la emoción, función y belleza, necesidad y deseo”

¿Cómo describirías tu proceso creativo?

Soy lo más parecido a un un equilibrista. Balanceo suavemente mis proyectos entre la razón y la emoción, función y belleza, necesidad y deseo.

Has declarado en más de una ocasión que el mediterráneo ha sido una gran influencia. ¿Cómo definirías ese toque mediterráneo en el que se inspira tu trabajo?

El poso genético que hemos heredado de romanos, visigodos o musulmanes es apasionante. Hablar del mediterráneo no es solo hablar de sol y naranjos, estamos diseñados para la colaboración, nos adaptamos con naturalidad a multiples situaciones y escenarios. Todo este cocktail influye en mi trabajo.

Has diseñado chocolate para la prestigiosa empresa Godiva en Japón e incluso ahora acabas de crear un vino Wine from the Sun. ¿Ha sido algo fortuito o te interesa especialmente el sector alimentario?

Mi mayor interés es el valor añadido y lo busco allí donde esté o mejor dicho donde debería estar. Cuando escucho que está todo inventando no dejo de sorprenderme, creo que está todo por hacer. La diferenciación es la madre de todo proyecto y no hay sector que sirva de excepción.
Mi trabajo para Godiva, Viccarbe, etc. es idéntico al que pueda realizar desde hace años para Zriser, grupo inversor, ya que cualquier empresa que se precie, de alimentación o financiera, busca ser diferente y distanciarse de sus competidores gracias a la innovación y el valor añadido que ello aporta.

¿Hay algo que siempre has querido diseñar pero que aún tienes en la wishlist?

Muchas,  pero sobre todo que sean democráticas. Me encanta ver mis proyectos siendo usados por el mayor numero de personas posible. Saber que en las oficinas de Dropbox, San Francisco, trabajan con tus sillas,  es un orgullo pero ver a alguien comiéndose uno de tus chocolates en el metro de Tokio, me emociona. En este trabajo hay que atornillarse un pie al suelo porque el ego es peor virus que el ébola.

“En este trabajo hay que atornillarse un pie al suelo porque el ego es peor virus que el ébola.”

Patricia Urquiola, Piero Lissoni, Jean Marie Massaud, John Pawson, Vincent van Duysen, Naoto Fukasawa o Jaime Hayon, son solo algunos de los nombres con los que has colaborado, así como jóvenes promesas no tan conocidas ¿Cómo se consigue atraer el talento? Y ¿qué conecten con el “estilo de vida mediterráneo” de Viccarbe?

A los grandes solo llegas siendo tú mismo con un discurso sólido, original y sin complejos. Para mi ser “mediterráneo” es ser colaborativo, sencillo (que no simple), positivo, luminoso, diferente… Por eso es tan apasionante el trabajo de Viccarbe, ya que hacemos de catalizador entre talentos de países muy diversos, para que sus ideas se tamicen en nuestro filtro y el producto final tenga una personalidad tan única como la nuestra.
En Viccarbe nos intentan copiar a diario pero como decía mi profesor Lecuona: “Se puede comprar el conocimiento pero no el sentimiento”.
Nosotros no buscamos nombres famosos, buscamos talento para crear clásicos contemporáneos,… el resto simplemente son refritos.

En 2012 creaste la silla Maarten como tributo al diseñador belga Maarten Van Severen, convirtiéndose en una de las sillas icónicas de Viccarbe. ¿Te has planteado repetir la experiencia con otro diseñador con el que te habría gustado trabajar?

Por supuesto, siempre tengo una lista de candidatos porque me paso el día buscando gente talentosa, de la que aprender, que me aporte, que me enriquezca  y sobre todo que me sorprenda.

Sabemos que es difícil escoger y más teniendo en cuanta quién hay tras los diseños como hemos comentado antes, pero, de toda la colección de Viccarbe ¿Cuál crees que resume mejor el estilo de la firma?

Viccarbe es una historia basada en las personas, en la pasión por el aprendizaje, por crear productos humanos y poco ostentosos. Hablar de productos sueltos es complicado pero imagino que las ultimas novedades siempre suelen ser las mejores versiones de uno mismo ♦

Noticias relacionadas

Mobiliario que enamora

Mobiliario que enamora

22 febrero 2019
7 claves para enamorarte de tu oficina

7 claves para enamorarte de tu oficina

07 febrero 2019
Orsal lanza nueva web

Orsal lanza nueva web

19 diciembre 2018

Login Account

Already a Rubnio Customer?

Invaild email address.

6 or more characters, letters and numbers. Must contain at least one number.

Your information will nerver be shared with any third party.
Ir a la barra de herramientas